Categorías
Blog diario

¿Qué irrigador dental comprar?

Tabla de contenidos

¿Qué es un irrigador?

No nos vamos a poner con lenguaje técnico. Un irrigador, no es más que un aparato, un cacharro, que expulsa impulsos de agua y que nos va a ayudar con nuestra higiene bucodental.

Yo no puedo dejar de aconsejarlo, porque si lo pruebas, vas a descubrir un nuevo mundo de limpieza, y si eres de lo que tienen algún tipo de problema gingival, como gingivitis (inflamación de las encías) vas a ver como con un irrigador, solucionarás el problema. Súmale cepillarse siempre correctamente, dirección de la encía hacia el diente, y nunca al revés.

¿Por qué comprar uno?

Podría darte 100 motivos…que demonios te los voy a dar:

  • Porque solo con el cepillado no es suficiente, está demostrado.
  • Porque con el cepillado solo retiramos aproximadamente un 60% de la placa bacteriana
  • El otro 40% está en zonas de complicado acceso, aquí es donde llega el irrigador, la seda dental, los cepillos interdentales.
  • Porque es solo agua, puedes irrigarte las veces que necesites.
  • Porque puedes echarle colutorio de vez en cuando para una limpieza más profunda
  • Porque una vez que pruebes a limpiarte con un irrigador dental, ya nunca volverás a solamente cepillarte. Siempre necesitarás irrigarte.

Por cierto, recordaros que la irrigación dental no sustituye el cepillado, lo complementa.

¿Qué tipo de irrigadores hay?

El mercado está avanzando mucho:

Irrigador común

Ventajas:

  • Mayor capacidad, normalmente todos tienen un tanque de 600ml, suficiente para una buena limpieza
  • Mayor potencia, rondan entre los 110PSI y los 150PSI, máximo, yo aconsejo que lleguen a los 150 PSI.

Desventajas:

  • Mas voluminosos, tendrás que buscarle un hueco en el baño.
  • Sin baterías, funcionan directamente enchufados a la luz, no existen, por el momento modelos con batería.

Irrigador portátil

Ventajas:

  • Tamaño muy reducido, muy cómodo para transportar, y guardar en cualquier cajón del baño.
  • Funcionan con batería, por lo que no es necesario tener un enchufe cerca para poder utilizarlo.

Desventajas:

  • No tienen suficiente potencia, los más potentes suelen alcanzar unos 110 PSI, puede ser insuficiente potencia.
  • Poca capacidad, al tener un tanque de unos 200 – 250 ml suele ser necesario rellenar una vez para realizar una limpieza completa.

Los que seguís mi diario de experiencia con Invisalign sabréis que yo tengo ambos, uno normal, clásico con sus 150 PSI y otro portátil para los viajes, y salidas.

¿Duele irrigarse?

Para nada, puede que los primeros días, hasta que le pilles el truco de como utilizarlo, te des alguna vez directamente con el chorro en la encía y entonces si duela. También si tienes encías inflamadas es normal que las primeras veces sangres.

¿Cuál es la forma correcta de Irrigarse?

Mejor os dejo un vídeo explicativo, más vale una imagen que mil palabras, eso sí, no empecéis el primer día a la máxima potencia, id poco a poco.

Y si no os queréis dar una ducha en el primer uso recordad meteros la cánula de irrigador en la boca y cerrarla antes de empezar.

Irrigadores más vendidos

Además de un irrigador, ¿Qué mas debería de comprar antes de empezar con un tratamiento de Invisalign?

Un eliminador de sarro, unos chewies…etc etc.

AQUÍ te cuento todo lo que necesitarás antes de empezar tu tratamiento de Invisalign.

Categorías
Blog diario

¿Qué ocurre si pierdo o rompo un alineador de Invisalign?

No es fácil romper un alineador

Sin embargo perderlo, si que lo es, no serás el primero ni el último que deja el alineador en una servilleta para comer algo y esa servilleta se va a la basura junto con el alineador.

También se puede romper, no es nada sencillo, pero con el paso de los días, sobre todo si la forma de extraerlos no es muy limpia, ya que tiráis solamente de uno de los lados, el alineador de Invisaling puede llegar a romperse.

Para evitar esto, la forma correcta de extraer los alineadores de Invisalign es desde la parte de atrás y ambos lados, por la cara interna y después tirar con ambas manos a la vez.

Tampoco vais a ser los primeros ni los últimos que no hacéis ni caso a estas instrucciones. Yo mismo, si que hago la parte primera pero los extraigo directamente desde atrás, es decir, me quedo en el paso 1,5, siendo honestos.

Una vez roto o perdido

Si algo de esto ha ocurrido, lo primero es intentar ponerse el siguiente alineador, si estás en los últimos días, no será problema, si todavía faltaba para el cambio pueden ocurrir 2 cosas:

  • Que cueste mucho encajar
  • Que sea imposible de encajar

Si entra forzando un poco, pues solamente hay que hacerse a la idea que las siguientes horas pueden ser un poco más molestas de lo normal, cosa de esperar ya que hemos ido más rápido de lo habitual en los movimientos. Aguanta con ese alineador hasta que te toque el siguiente cambio, es decir súmale los días del alineador perdido o roto y listo.

Si después de forzar un poco, ves que es imposible de encajar el siguiente alineador, lo que tienes que hacer es retroceder al alineador anterior, y por esto es importante que no tires tu último alineador. Es decir, si estas con el alineador 12 puesto, no tires el alineador 11. Cuando llegues a alineador 13, tira el alineador 11 y conserva el 12, y así sucesivamente.

Después contacta con tu ortodoncista, comunícale lo ocurrido, y seguramente tendrás que esperar con el alineador anterior hasta que te traigan una copia del siguiente, cosa que puede tardar unas semanas, a si que paciencia y mantén muy bien y limpio ese alineador, ya que pasarás mas tiempo de la cuenta con él.

Espero os haya servido, nos leemos dentro de poco, y como siempre seguimos todos los días en nuestro grupo de Telegram de Invisalign!

¡Saludos!